Fuerte, suave, murmurado

A la cabeza de los álbumes que representan los sonidos hay que poner, a partir de ahora, Fuerte, suave, murmurado, de los ucranianos Romana Romanyshin (1984-) y Andréi Lesiv (1984-), un atractivo y cuidado libro enciclopédico.

En él sus autores hablan del oído, de la música, de la voz, de los sonidos en la ciudad y en la naturaleza, de los sonidos que nosotros no percibimos pero sí otros seres vivos, de las grabaciones de sonidos, del silencio, de las formas de hablar, del lenguaje de signos para sordos, etc. Cuentan también anécdotas divertidas y dan informaciones de interés sobre cómo «aprendemos a oir, a escuchar, a percibir el mundo».

Llaman la atención las ilustraciones, pensadas bien para transmitir datos o bien para representar de modo sugerente los ruidos o sonidos de que tratan en cada ocasión. Los autores usan recursos diferentes según sus objetivos —figuras humanas esquemáticas, dibujos realistas o simbólicos, onomatopeyas, pictogramas, colores, etc.— y consiguen hacernos entender e incluso hacernos ver los sonidos. Esta reseña de la editorial contiene ilustraciones y más información.