Saltar al contenido →

“Juntos por África y el Hoyo 17”

Desde los primeros años de la década de los sesenta, cuando se comenzó a practicar el golg en las instalaciones del Real Aero Club, siempre estuvo muy relacionado con el mundo de la aviación. Con algunas calles del campo apenas separadas de la pista del aeropuerto, las llegadas y salidas de aviones apenas distraen a los jugadores, ya habituados a estas circunstancias.

Será por esto o por la fuerza de la un de amigos golfistas lleva varios años enviando ayuda a África. En el último torneo, celebrado en octubre de 2019, han recaudado 4.000€ que se han destinado al programa CHEP, el proyecto de salud materno-infantil, de Harambee en Uganda.

Vigo es un lugar que se adapta a todos los terrenos, y los vigueses son gente de tierra, mar y aire, por lo que se entiende mejor este empeño en el apoyo a África.

del Campeonato “Juntos por África y el Hoyo 17”

Todo empezó hace ocho años, en el campo de golf de Meis. Un buen día, en pleno campeonato, Fernando, José Ramón, Gonzalo y Esteban, saliendo del hoyo 17 se encontraron con un problema ante la interpretación de una de las reglas del juego. Uno de ellos, había lanzado la bola y resultó que a la derecha del hoyo había un lago. Según las reglas del juego cuando esto sucede se pueden elegir dos opciones, pero no consiguieron ponerse de , más al contrario: cuanto más trataban de clarificar la jugada, la discusión aumentaba. Nada conformes, semana tras semana se enzarzaban en una discusión sin aceptar solución alguna.

Como buenos amigos que eran, en lugar de enfadarse, decidieron crear el “Campeonato del Hoyo 17-Harambee”. Una condición era que el lugar donde se celebrara el campeonato, el hoyo 17 siempre debía tener agua. Y otra condición: el torneo sería solidario. Empezaron con cenas benéficas, y poco a poco se fue difundiendo el torneo, de manera que en el último han participado 144 jugadores.

El término coloquial africano de Harambee, como nuestro “todos a una”, es lo que practican estos golfistas vigueses que, además de seguir el Master de Augusta y tratar de imitar el juego de Tiger Woods, participan todos los años en este ya tradicional Campeonato.

50€ salvan la vida de un niño

La recaudación de este Campeonato está destinada íntegramente al proyecto CHEP que responde a uno de los objetivos de desarrollo del milenio, “que ningún niño muera por falta de asistencia sanitaria”.

CHEP es un programa de asistencia sanitaria a menores, por un periodo de 10 años. Muchos niños padecen anemia, les falta hierro y vitaminas y también se descubren enfermedades crónicas. El programa proporciona asistencia hospitalaria cuando es necesario y todas las medicinas.

Casi el 50% de los niños que viven en los suburbios, mueren antes de llegar a los 10 años de vida, por no contar con esta asistencia. El seguro de esos 10 años cuesta 50€.

En los lugares donde se ha desarrollado el proyecto la mortalidad ha descendido de forma notable. El programa también ayuda a las mujeres recolectoras de té a prevenir enfermedades, utilizar medidas higiénicas, cocinar alimentos, etc.

El dispensario, y más tarde el programa CHEP, surgen como una necesidad imperiosa en la zona de Kiambu (Kenia) donde se trabaja con mujeres en distintos proyectos y todas ellas con grandes dificultades económicas que les impiden un tratamiento médico.

Este programa busca el bienestar de la mujer y su familia. Para la mujer un punto esencial es su salud y la de sus hijos. Sin eso no puede desarrollar su capacidad social, ni profesional. Además, la salud está muy ligada a la educación, por lo que se les da una educación integral de calidad. Los niños que no están sanos no pueden aprender.

Kimlea Clinic, situada en el área de Lumuru, en los alrededores de Nairobi, es una labor social en la que colabora personal sanitario voluntario, y por ello se ha conseguido proporcionar un seguro médico básico por 5€, durante todo un año. Con 50€ se asegura la asistencia sanitaria a un niño durante 10 años.

¡Gracias a los 144 jugadores por hacer posible este sueño!

Los organizadores del Campeonato están muy agradecidos por todo el apoyo y los medios prestados por parte del Real Aero Club de Vigo. También por el apoyo de tantas personas que hacen posible seguir ayudando a Harambee para que cada vez mueran menos niños y más mujeres africanas puedan hacer realidad sus sueños y elaborarse un futuro. Es una satisfacción saber que con este pequeño apoyo, su ilusión y su trabajo podrán mantener a sus familias y contribuir al desarrollo del país.

Al finalizar el Campeonato, durante la entrega de los premios, se proyectó un breve vídeo sobre algunas iniciativas de Harambee en el África subsahariana, que año tras año ayuda a la sensibilización de los participantes. Las palabras de Fernando García Bermejo, uno de los organizadores y colaborador de Harambee definen el mayor éxito del Torneo: “Ha sido un inmenso placer haber podido organizar un año más este Campeonato. ¡Gracias a los 144 jugadores por hacer posible este sueño, el esfuerzo ha valido la pena!”.

Publicado en EDUCACION DIGITAL ONLINE