Las visiones de la tía

… Mi padre tenía un doble, un doble femenino, un doble muerto, un doble fantasma. Porque, además de ser una santa, mi tía era un doble de mi padre, a quien se parecía como una gemela. Doble omnipresente, como sólo puede serlo un fantasma que ya no tiene otra cosa que hacer.  Que ya no milita, ni da clases, ni va … [ver más]