Saltar al contenido →

Los Pitufos

El historietista belga Peyo, Pierre Culliford (1928-1992), creó Los Pitufos, personajillos azules que nacieron en una revista y a los que costó arrancar pero que, después de ser llevados a la televisión en 1975, provocaron una verdadera «pitufomanía» entre los niños.

El origen del nombre estuvo en una conversación con un colega, durante una comida en la que Peyo le pidió que algo cuyo nombre no recordaba, y le dijo «pásame… ¡el schtroumpf!»; su colega, André Franquin (1924-1997) se lo pasó y le dijo: «Toma, aquí tienes el schtroumpf, y cuando hayas acabado de schtroumpfarlo, me lo schtroumpfas».

Los pitufos son una especie de gnomos o duendes azules que viven en un poblado de aires medievales bajo la sabia dirección del Gran Pitufo (o Papá Pitufo), y siempre amenazados por el malvado brujo Gargamel y su gato Azrael. Su mundo está plasmado con coherencia: cada relato tiene sentido, cada personaje representa un papel: el gruñón, el perezoso, el sabio, el hablador…

El lenguaje de los personajes, que se caracteriza por el multiuso de la palabra pitufo, conecta muy bien con los hábitos infantiles. Peyo perfila con línea fina los dibujos, lo que les da una limpieza que atrae, y consigue gran expresividad con pequeños detalles. Los guiones hablan bien de cordial y de amistad y algunos, sobre todo los últimos, tienen un interesante punto de sátira social.

Entre 2016 y 2019 se han publicado todas las historias de la serie en siete volúmenes, en una edición titulada Los Pitufos Integral. En los prólogos a cada uno se da la información pertinente acerca del autor y de quienes colaboraron con él, se explica la evolución y las distintas peripecias editoriales de la obra y comentan un poco las historietas que contiene cada uno.

Publicado en + 06 años amabilidad consejeros convivencia